mobirise.com

Psicología Infanto-Juvenil

La psicología infanto-juvenil es una rama de la psicología que se dedica al estudio y evaluación de los pequeños y jóvenes en el proceso por el cual se convierten en adultos. Hoy día, son muchos los niños y jóvenes que necesitan de cierta ayuda profesional para poder afrontar de forma funcional el día a día, fortalecer necesidades y sobrellevar el ritmo de vida y la sociedad tan demandante y exigente en la que vivimos.


Como madres y padres tenemos un gran máster en observación e intuición de las conductas de nuestros hijos. Como consejo siempre solemos animar a que si hay alguna duda o si nos preocupa alguna condcuta de nuestros pequeños o jóvenes lo mejor es acudir a un especialista cuanto antes. Una vez en manos de nuestros profesionales, éstos determinarán la necesidad o no de intervención.


Algunos de los signos más frecuente de que un niño/joven puede beneficiarse de ver a un psicólogo o terapeuta son:

  • Retraso del desarrollo en el habla o el lenguaje


  • Problemas de aprendizaje o atención (como TDAH)


  • Problemas de conducta, tales como rabietas frecuentes e intensas


  • Dificultades con la alimentación/Cambios repentinos en el apetito (particularmente en adolescentes)


  • Dificultades de micción o excreción o la caca (enuresis, encopresis)


  • Cambio respecto al rendimiento académico


  • Episodios de tristeza o ansiedad


  • Retiro social o aislamiento


  • Ser víctima de acoso o el que acosa a otros niños


  • Disminución del interés en actividades previamente experimentadas como placenteras


  • Comportamiento excesivamente agresivo (como morder, patear o golpear)


  • Preocupaciones respecto al autismo u otros trastornos del desarrollo


  • Insomnio o aumento de la somnolencia
  • Absentismo escolar excesivo o dificultades para acudir al centro de estudios


  • Cambios de humor repentinos


  • Aumento de las quejas físicas (como dolor de cabeza, dolor de estómago, o no sentirse bien) a pesar de un examen físico sin anomalías realizado por su médico 


  • Tratamiento de una enfermedad grave, aguda o crónica


  • Signos de consumo de alcohol, drogas u otras sustancias


  • Problemas en las transiciones (después de separación, divorcio o reubicación)


  • Problemas de duelo


  • Terapia ante eventos traumáticos (abuso sexual, físico o emocional u otros)


  • Retraso significativo en el logro de hitos del desarrollo


  • Trastornos de habilidades motoras


  • Dudas sobre su futuro a nivel académico, laboral, personal y social 


  • Timidez excesiva


  • Dificultades para hablar en público

¿Tiene aún más preguntas?

Si aún tiene más preguntas o dudas sobre cuándo acudir con su hijo / hija a un especialista, nuestras terapias u otras cuestiones, consulte nuestro apartado de Preguntas Frecuentes. Para mayor información Contáctanos o llámamos al teléfono abajo indicado.

PREGUNTAS FRECUENTES